¿Cómo es el proceso de embalsamamiento?

¿Cómo es el proceso de embalsamamiento?

¿Alguna vez te has preguntado en qué consiste el embalsamamiento y dónde surgió?

Según el diccionario de la Real Academia Española, el embalsamamiento no es otra cosa que “llenar de sustancias balsámicas las cavidades de los cadáveres o inyectar en los vasos ciertos líquidos para preservar de la putrefacción los muertos”.

Aunque la tradición de disponer lo restos de seres queridos es tan antigua como la historia de la humanidad, el descubrimiento y la práctica de embalsamar se les atribuyen a los egipcios, quienes realizaban el proceso debido a la creencia de la inmortalidad del espíritu humano.

Pero mucho ha cambiado la técnica desde aquel entonces; incluso hoy día, varía de acuerdo al país, sus prácticas y creencias religiosas.

En Puerto Rico, el proceso de embalsamamiento comienza con la desinfección del cuerpo y establecimiento las características faciales de la persona fallecida. “Se rompe con la rigidez cadavérica y se coloca el cuerpo en posición de descanso”, explicó Miguel Santana, profesor del programa Gerencia Funeraria y Embalsamamiento.

Una vez se mejora del aspecto de la piel a través de masajes y cremas suavizantes, se realiza una incisión en una de las arterias principales, ubicada por el cuello, para efectuar un vaciado a través de bombas de inyección y aspiración.

“Se inyecta una solución llamada Formaldehído a través del sistema arterial y se realiza un drenaje de sangre mediante el sistema venoso. Es decir, la sangre se sustituye por la solución arterial”, indicó Santana, quien ha ejercido la profesión por 41 años.

“Es como si volviéramos a dar vida al cuerpo porque esta bomba tiene la capacidad de inyectar a 60 pulsaciones por minuto; prácticamente como funciona un cuerpo con vida”, continuó.

Una vez completado el proceso, se realiza un tratamiendo a la cavidad toráxica y abdominal, que consiste en introducir un instrumento llamado troncal, que aspira los fluidos que pueden fermentarse, para así evitar la propagación de bacterías que producen gas”, apuntó el perito que lleva nueve años como profesor en Ponce Paramedical College.

“Luego de la aspiración, se introducen de 16 a 31 onzas del líquido de cavidad, que es un derivado del fenol. Este líquido, que se utiliza únicamente para este tipo de tratamiento, también preserva las víceras y las desinfecta”, prosiguió.

“Finalmente, se sellan las incisiones, se cosmetiza y viste el cuerpo, y se acomoda en el ataúd para luego ser llevado a la capilla, donde se presentará a los allegados”, culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>